incumbe
InBlog

¿Qué es lo que nos incumbe?

Hoy me gustaría hablar de algo que creo que es necesario, sobretodo en estos días que estamos viviendo en los que todo el mundo tiene una opinión, en los que gracias a la tecnología y las redes sociales todos sabemos de todo y podemos opinar y hablar sobre ello, tiempos en los que todos decimos algo, en los que todos sabemos de algo, y en los que, por desgracia y en muchas ocasiones, nos metemos en berenjenales sin ninguna necesidad.

Y creo que la mejor forma de tratar este tema, o al menos así me lo parece, es comentando el hadiz en el que el Mensajero de Allah, sallallahu alaihi wa sallam, dijo: Parte del buen Islam de la persona, es dejar lo que no le concierne, lo que no le incumbe”.

Este hadiz está considerado como una de las bases de nuestra conducta, no sólo como musulmanes, sino que me atrevería a decir como seres humanos. Nuestro asunto es nuestro, y lo que no lo es, ni nos dan permiso o autoridad para abordarlo, no nos atañe en absoluto y lo mejor que podemos hacer es dejarlo a un lado.

Pero tal vez una de las enseñanzas más importante de este hadiz, es lo que se desprende de lo que no está presente. Y voy a tratar de explicarlo de forma sencilla, ya que en mi cabeza lo tengo muy claro, pero no sé si seré capaz de plasmarlo en el papel. A lo que me refiero es que, antes de entrar en lo que no nos concierne y no nos interesa, lo que debemos hacer es preocuparnos qué es lo que sí nos interesa.

¿Y qué es lo que sí nos interesa y es parte del buen Islam de la persona, es decir, de cada uno de nosotros? ¿Qué es aquello a lo que sí debemos dedicar nuestro esfuerzo, nuestro tiempo y nuestras energías? Lo que nos incumbe y concierne es todo aquello que es de importancia, bien para nuestro Din y bien para nuestra vida de Dunia, bien para esta vida y bien para la Próxima, ya sea un conocimiento útil, una buena acción, una palabra correcta, aliviar el peso que soporta alguien, recibir a nuestro hermano con una sonrisa.

Lo que nos incumbe es cumplir con lo que Allah exige de nosotros, con lo que nos ha ordenado, cumplir con los derechos que nuestro Creador tiene sobre nosotros, al mismo tiempo que cumplimos con los derechos que las criaturas tienen sobre nosotros. Y esto lo hacemos sin que deba importarnos si el resto de la gente cumple con sus obligaciones para con nosotros, pues eso no nos incumbe, eso le incumbe y por ello se le pedirán cuentas al que no es capaz de hacerlo.

Lo que sí nos incumbe es el buen trato a nuestras familias, el buen comportamiento con nuestros cónyuges, el buen trato a nuestros padres, ya que Allah nos preguntará en el Día de la Rendición de Cuentas sobre todo eso. Nos incumben, nos importan y son nuestra responsabilidad nuestros hijos, qué educación les estamos dando, qué les estamos transmitiendo, qué hacemos con ellos.

Sí nos incumbe y nos concierne nuestra riqueza, de dónde la hemos obtenido y en qué la hemos gastado. Nuestro tiempo, en qué lo hemos empleado, qué hacemos con nuestro tiempo. Nuestro conocimiento, qué hemos hecho con él, si sabemos algo, si tenemos conocimiento de algo y qué hacemos con ese conocimiento, será una prueba a nuestro favor o en nuestra contra. Todo esto es parte de lo que nos incumbe a cada uno de nosotros, pues todos tenemos la responsabilidad de ser cuidadosos y escrupulosos tanto con nuestro tiempo, como con nuestra riqueza, como con nuestro conocimiento.

Lo que sí nos incumbe es nuestra propia posición, nuestros propios problemas, nuestros propios asuntos, nos incumbe preocuparnos por ellos, nos incumbe intentar solucionarlos, buscar ayuda si no somos capaces de hacerlo, reflexionar sobre nosotros mismos, sobre lo que estamos haciendo en nuestra vida, en qué estamos dedicando nuestro tiempo y nuestra energía.

Esto es de nuestra incumbencia; y ciertamente es un aspecto difícil, ya que es mucho más sencillo mirar el mal de los demás y olvidarnos del nuestro; esta es una forma de actuar incorrecta, el mal ajeno, el mal que puedan hacer otros, lo malos que puedan ser los demás, no es nuestro asunto, nuestro asunto somos nosotros mismos, las personas que están bajo nuestro cargo, nuestros hijos, nuestras familias, etc.

Y como hemos dicho antes, es muy fácil mirar los defectos de los demás para así olvidarnos de los nuestros; pero a los demás se le pedirán cuentas por lo que hagan y a nosotros se nos pedirán cuentas por lo que hagamos nosotros.

Y qué hermosos son los versos del Imam Ash-Shafi’i en los que dice: “No dejes que tu lengua mencione la vergüenza de otro, ya que tú mismo estás cubierto de vergüenzas y todos los hombres tienen lenguas. Si tu ojo se posa sobre las faltas de tu hermano, cúbrelo y di: ‘¡Ay, ojo mío! Todos los hombres tienen ojos’”.

Donde quiero ir con todo esto, es a que antes de entrar en los asuntos de los demás debemos fijarnos en los nuestros. Antes de andar criticando lo que hace fulano o mengano vamos a detenernos un momento, ver por qué lo está haciendo y ver también qué es lo que estamos haciendo nosotros. Antes de opinar sobre cuestiones que no sabemos vamos a informarnos un poco, buscar el conocimiento de ello y luego ya, si nos vemos capacitados para hacerlo, entonces hablaremos.

Pero no hagamos las cosas al revés, ya que no conduce a nada bueno ni en esta vida ni en la Próxima. No tiene sentido dejar de lado las enseñanzas del Mensajero Muhammad, a quien Allah bendiga y conceda paz, y ponernos a buscar los defectos de los demás, ponernos a indagar sobre asuntos que no nos incumben y olvidarnos de nosotros, de nuestras familias y de nuestros hijos.

Como he dicho antes, para mí lo más importante de este hadiz no es que dice que no debamos meternos en los asuntos que no nos conciernen o que no son de nuestra incumbencia, algo que, por supuesto, es una enseñanza totalmente necesaria, por favor, que nadie me malinterprete. Pero es que al mismo nivel, o incluso un poco por encima, está el preocuparnos de nuestros propios asuntos y de lo que sí nos incumbe.

Y para ello hace falta sinceridad, mucha, mucha, mucha sinceridad. Oh Allah te pido que nos des sinceridad. Amin.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies