InBlog

Agradecimiento a Allah

Hoy me gustaría hablar de una cualidad de la que estamos tremendamente necesitados en este mundo en el que vivimos, un mundo y una sociedad en la que caemos continuamente en el error de creer que las cosas nos pertenecen, que lo que tenemos es por nuestro intelecto o por nuestro trabajo, que lo que somos es por nosotros mismos; pero pensar de esta manera es un error muy grave, pues debemos saber que, como dice Allah en Su Libro: “Los dones que tenéis vienen de Allah”

Por consiguiente, todo lo que somos, todo lo que tenemos, todo lo que poseemos proviene de Allah; y eso nos lleva a la cualidad o al asunto sobre el que quiero hablar hoy, que es el agradecimiento. ¿Y qué es el agradecimiento? El agradecimiento, el shukr en lengua árabe, consiste en agradecer a quien te ha dado y te ha concedido sus favores, ya sea en un asunto de tu Din, de tu Dunia, de tu interior o de tu exterior. Y la gran pregunta, de la que supongo todos conocemos la respuesta es: ¿Quién ha sido el que te ha dado todas esas bendiciones, todos esos favores? Ha sido Allah, ya que todo proviene de Allah, sea mucho o sea poco, sea grande o sea pequeño, todo lo que tenemos, todo lo que poseemos, proviene de Allah.

El primer paso que debemos dar es reconocer estos dones; y esto hay mucha gente que no lo entiende y, como he dicho previamente, en esta sociedad en la que se nos hace creer que somos nosotros mismos los que obtenemos las cosas es incluso más difícil de comprender. Pero debemos ser conscientes de que el primer paso en este camino es reconocer los dones. Para ello debemos parar un instante el tren de nuestras vidas y reflexionar sobre todo lo que Allah nos ha dado que, creedme, es mucho, mucho más de lo que en ocasiones imaginamos.

Incluso si un pobre de entre los musulmanes, que apenas tiene para comer, enfermo, con una enfermedad terrible, reflexionara sobre los dones que Allah le ha dado, si fuera sincero al hacerlo, se daría cuenta de ello y permanecería paciente en su adversidad, agradecido con lo que Allah le ha dado, que a ojos de una persona que no tiene este conocimiento puede pensar que lo único que tiene son desgracias y penalidades, pero que ciertamente posee mucho más, ya que posee por encima de todas las cosas, el regalo del Islam.

Se suele decir que el agradecimiento no trae consigo mas que bien; y esta es una de las enormes bendiciones del agradecimiento, ya que si eres agradecido, Allah te dará más: “Si sois agradecidos, os daré aun más” (Ibrahim, 9).

Y observad la grandeza y la misericordia de Allah presente en esta aleya, ya que nos dice que el agradecimiento, el reconocimiento y agradecimiento de los dones, es para nosotros mismos, Allah no lo necesita, Allah no lo precisa; Él nos dice, como muestra de Su inmensa generosidad y misericordia: “Sed agradecidos, y si lo sois, si de verdad sois agradecidos entonces yo os daré aun mas”.

Dentro del agradecimiento está el agradecimiento personal, el que haces a Allah por los bienes con los que te ha favorecido a ti, como son tu riqueza, tu salud, tu esposa, tus hijos, tu casa y por encima de todos el Islam, todos y cada uno de los dones que Allah te ha entregado; este es el agradecimiento personal, que es obligatorio para todos nosotros; y es no agradecer por agradecer, el agradecimiento, como veremos más adelante, es reconocer quién es el que te lo ha dado, y este es el agradecimiento del corazón, dar gracias por ello, alabándolo, y este es el agradecimiento de la lengua; y por último, emplear lo que te ha dado en la obediencia, y este es el agradecimiento de los miembros del cuerpo.

Pero existe otro tipo de agradecimiento que podríamos definirlo como agradecimiento general y que es ser agradecido por los dones que Allah ha entregado a la humanidad, como son los Mensajero o el Corán, pero también los mares, los ríos, la amplitud de la tierra, el habernos creados diferentes; todo esto es parte de lo que Allah ha entregado a la humanidad y por lo que cada uno de nosotros debemos estar agradecidos.

El origen del agradecimiento es el conocimiento interno, el conocimiento del corazón de que esa bendición, de que esa ni’ma viene únicamente de Allah, no la has alcanzado ni por tu inteligencia, ni por tu fuerza, ni por tu esfuerzo, la tienes única y exclusivamente por el favor  de Allah y Su misericordia.

Y la meta del agradecimiento es ser agradecido a Allah con cada uno de esos dones que te ha entregado, es decir, que cada uno de esos dones los emplees en la obediencia a Allah; y que tengas el conocimiento de que si esos dones no los empleas en la obediencia a Allah, entonces los estarás empleando en la desobediencia; y en ese caso, las bendiciones serán sustituidas por su contrario, y el que actúe de esta manera perderá sus dones a medida que va olvidándose de Allah.

De hecho Allah dice en el Corán: “Eso es porque Allah no cambia el favor que ha concedido a una gente mientras ellos no cambien lo que hay en sí mismos”.

En el momento en el que esa gente deja de ser agradecida con lo que Allah les ha dado, es el momento en el que ocurre lo mismo que con Firaún, con Qarún, etc, que piensan que lo que tienen, lo tienen por ellos mismos, por su fuerza y por su inteligencia; y no tenemos por qué ir tan lejos; hoy en día, a nuestro alrededor, ocurre muchísimo esto, pensamos que lo que tenemos es por nosotros y nos olvidamos de que lo que tenemos es parte de los regalos de Allah. Y al olvidarnos, es muy probable que Allah nos lo quite.

Por ello debemos aumentar en decir, alhamdulillah, alhamdulillah wa shukruillah, por todo, por todo lo que nos ha dado y nos continúa dando.

“Dijo Musa, sea con él la oración y la paz, a su Señor: “¡Señor! ¿Cómo pudo Adam cumplir con el agradecimiento de lo que Le hiciste? Lo creaste con Tu mano, insuflaste en él de Tu espíritu, le hiciste habitar en Tu Jardín y ordenaste a los ángeles que se postraran ante él, cosa que lo hicieron?” Dijo: “¡oh Musa! Adam supo que eso procedía de mí y me alabó por ello. Y esto fue en agradecimiento por lo que le hice”.

Y creedme si os digo que aunque estuviéramos cada instante de nuestra vida agradeciendo a Allah lo que nos ha concedido, no sería suficiente; pero sabed y recordad siempre, que Su Misericordia y Generosidad están por encima de todas las cosas.

Parte del agradecimiento es alegrarte por lo que tienes, apreciarlo, no devaluarlo, reconocer que Allah te lo ha dado y emplearlo en aquello que Le complace, ya que ese don que te ha dado, no es ni más ni menos que un medio para acercarte a Él; es así con todos y cada uno de los dones: son herramientas que Allah nos ha dado para facilitarnos la cercanía a Él.

Parte del agradecimiento también en no despreciar nunca los dones, por muy pequeños e insignificantes que puedan parecer; no sólo los que Allah te da, sino que cualquiera te da, ya que es posible que Allah esté empleando a esa persona como intermediaria, y si niegas y desprecias lo que te está dando, estarás despreciando lo que Allah te da. Se ha transmitido que Allah, subahanhu wa ta’ala, le dijo a uno de sus Profetas: “Cuando es mi voluntad, te concedo aunque sea un mísero y pobre grano de trigo, has de saber que el dártelo es porque me he acordado de ti, por lo tanto se agradecido conmigo”.

Todo esto es parte del agradecimiento que le es debido a Allah por todo lo que nos ha dado y por eso, uno de los grandes hombres de conocimiento dijo: “Me ocupé con el agradecimiento de tres cosas:

  • La primera de ellas, es que Allah creó mil tipos de criaturas, y vi que los hijos de Adam son las más nobles de las criaturas y a mí me hizo ser de los hombres.
  • La segunda, es que vi que el Islam es la mejor de las religiones y la más amada para Allah, Ensalzado sea, y me hizo musulmán.
  • Y la tercera es que vi que la comunidad de Muhammad, al que Allah dé Su gracia y paz, es la mejor de las comunidades y me ha hecho pertenecer a la comunidad de Muhammad”.

Reflexionad sobre lo que tenéis, dad gracias a Allah y gracias a ello Allah os dará aún más.

Alhamdulillahi ‘ala ni’matil Islam, wa kafa biha ni’mah.

2 Comments

  • MARYAM SUAREZ

    13 abril, 2018 at 12:21

    Ma sha Allah. Acabo de descubrir tu blog porque estuve escuchando y leyendo tu seminario sobre el Iksan.
    Estaría genial un libro tuyo, con tus reflexiones y tu conocimiento!! Aquí tendrías una compradora! Que Allah te recompense Ahmed.

    Responder
    • ahmedbermejo

      14 abril, 2018 at 21:10

      Alhamdulillah, me alegra mucho leer tus palabras, son un estímulo para seguir hacia delante. Sobre lo de un libro… lo llevo pensando mucho estos días y es un proyecto en el que puede que esté muy pronto a embarcarme inshallah!!!

      Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies