• Home
  • Blog
  • Sobre el Perdón de Allah ‘al istigfar’ en Ramadán
istigfar
InBlog

Sobre el Perdón de Allah ‘al istigfar’ en Ramadán

El tiempo sigue su curso y no se detiene ante nada ni nadie; el mes de Ramadán continúa su camino, estando ya como estamos en el segundo tercio del mismo, el tercio del Perdón, del istigfar, tal y como dijo el Mensajero Muhammad, salla allahu alaihi wa sallam, en un hadiz conocido por todos.

El Perdón, el Perdón de Allah hacia todos nosotros, el Perdón de Allah hacia aquellos que en este noble mes cumplen con aquello que Allah les ordena, el Perdón para aquellos que se abstienen en este noble mes de lo que Allah les ha prohibido, el Perdón para aquellos que llevan a cabo en este noble mes lo que Allah les ha encomendado, y ¿acaso hay un bien mas grande que el Perdón, que la magfira de Allah?

Por Allah que no lo hay, no hay bien comparable en este mundo al Perdón de Allah, no hay bien comparable en este mundo a que Allah perdone las malas acciones y malos actos que hayamos podido cometer. Por ello, debemos estar tremendamente agradecidos a Allah por la maravillosa oportunidad que nos entrega en este mes de poder ser de aquellos que son perdonados.

¿Acaso existe alguien tan necio que pueda pensar que no precisa del Perdón de Allah? ¿Acaso hay alguien tan necio que pueda creer que serán sus acciones lo que le conducirán al Jardín en la Próxima Vida si no cuenta con el Perdón de Allah? Ni siquiera el Mensajero de Allah, aquel al que le fueron perdonadas sus faltas pasadas y las que pudiera cometer en el futuro, entrará en el Jardín si no es por la Misericordia de Allah, si no es por la bondad y el perdón del más misericordioso, perdonador y compasivo.

Y que afortunados somos todos y cada uno de nosotros, de tener la oportunidad de recibir el Perdón de Allah; buscadlo, anhelado, pedídselo a Allah, que vuestra lengua esté siempre húmeda del istifgar, de la petición de perdón y Allah, y entonces Allah os perdonará; que maravillosa es esta realidad, pues no lo olvidéis nunca, es una realidad, es una promesa de Allah que recibimos todos y cada uno de nosotros, y Allah siempre cumple Sus promesas.

Por eso cuando sientas estrechez en tu corazón, dudas y tristeza, cuando sientas que el mundo de Dunia te aprisiona, que las puertas se cierran ante ti, cuando sientas vacío y angustia en tu interior, aférrate al istigfar, y recuerda las palabras de Allah cuando dice en Su Libro: “Quien haga un mal o sea injusto consigo mismo y luego pida perdón a Allah, encontrará a Allah Perdonador y Compasivo”.

Entre los numerosos beneficios del istigfar encontramos que Allah no castiga a los que le piden y buscan Su Perdón, pero en el momento en el que dejamos de hacerlo, entonces estamos expuestos al castigo; dice Allah: “Allah no tendría por qué castigarlos mientras pidieran perdón”. 

También encontramos que Allah cubre con Su Misericordia a los que buscan Su Perdón ¿y acaso alguien piensa que existe algo mejor que la misericordia de Allah: “Si pidierais perdón a Allah podríais ser tratados con misericordia”. 

Otro de los beneficios del istigfar es que Allah elimina con él las penas, la tristeza y las tribulaciones, dijo el Mensajero Muhammad, salla allahu alaihi wa sallam: El que sea continuo en su istigfar, Allah le dará salida de toda estrechez, ante toda dificultad le dará facilidad y le aprovisionará de donde no lo espera”.

Es tanto el bien que produce la petición de Perdón, es tan grande el beneficio que encierra para nosotros, que Allah nos ordena en Su Libro que nos apresuremos a practicarlo, que compitamos entre nosotros por llevarlo a la practica: “Acudid prestos hacia un perdón de vuestro Señor y a un Jardín cuyo ancho son los cielos y la Tierra, preparado para los temerosos (de Allah)”

La petición de Perdón es un camino que conduce al Jardín, no lo olvidéis, el final del camino del istigfar es el Jardín en la Próxima Vida, pero es que además es también en esta vida un camino que conduce al éxito y al triunfo, conduce a la alegría y al disfrute, conduce a la tranquilidad y la seguridad, ya que el istigfar va unido a la esperanza, al anhelo y las altas expectativas, el istigfar te enseña a no desesperar nunca en este mundo, pero es que además, mediante el istigfar se eliminan y borran las malas acciones, que son aquellas que conducen a la tristeza y la desesperación.

Observad la enorme misericordia y grandeza de Allah, la generosidad y benevolencia de Nuestro Creador, que le dice a Su Mensajero que anuncie, que enseñe a los creyentes que Él, subhanahu wa ta’la, es el Perdonador, es el que acepta el Perdón de los que lo buscan y lo piden; dice Allah: “Anuncia a Mis siervos que Yo soy el Perdonador, el Compasivo”. 

Por eso, el Imam Shafi’i, que Allah esté complacido con él, dijo en los últimos días de su vida, en su lecho de muerte, en un maravilloso verso lleno de conocimiento y sabiduría: “Me han asombrado la gran cantidad de mis malas acciones, pero cuando las he comparado con Tu perdón, oh Señor mío, he descubierto que Tu perdón es aún más grande”.

Allah es Perdonador, Allah perdona el mal que cometemos; y esta es una gran noticia para aliviar y tranquilizar nuestros corazones, para sosegarnos en este mundo, porque nos muestra cómo nunca debemos perder la esperanza, pues siempre habrá una luz al final del túnel y esa luz proviene del Perdonador y Compasivo, aquel cuyo deseo es que acudamos a Él con nuestro libro limpio de malas acciones para poder entrar en un Jardín cuyo ancho son los cielos y la tierra, donde tendremos a nuestra disposición deleites que los oídos no han escuchado los ojos no han contemplado y los corazones no han siquiera imaginado.

Esto está al alcance de nuestra mano, Allah nos lo entrega en bandeja en todo momento, en todos los instantes del año, pero aún mas en este mes, en el segundo tercio del mismo, en estos días y noches que estamos viviendo, cuando las puertas del Perdón están abiertas para nosotros, es una oportunidad maravillosa, no la dejéis pasar, no dejéis que pase ante vosotros como un espejismo sin beneficiaros de ella; bienaventurado el que la aproveche y desgraciado el que no lo haga.

Oh Allah te pido que nos hagas ser de los que abundan en su petición de Perdón, en su istigfar y te pedimos oh Allah que nos perdones por el mal que hemos cometido, tanto el que conocemos como el que desconocemos. Amin

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies