vida

Al-wafá; cumplir con lo prometido

Musulmanes, os exhorto a que tengáis Taqwa de Allah, a que Le obedezcáis en todo aquello que os ordene y os alejéis de lo que os ha prohibido, para que así podáis ser de los triunfadores en esta vida y en la próxima.

Siervos de Allah, ciertamente uno de nuestros propósitos en esta vida es vivir en comunidad, vivir en sociedad, unos junto a otros, ya que el ser humano no ha sido creado para vivir solo y aislado de la sociedad, y esto es algo que todos reconocemos. Ahora bien, para poder alcanzarlo, para poder vivir en comunidad, es necesaria una cualidad por encima de las demás, una cualidad que, si está presente, la vida en comunidad se hace más fácil y llevadera; si está presente, los vínculos son más estrechos y fuertes; si está presente, se puede alcanzar el grado de la hermandad real, una hermandad sincera por Allah, esa hermandad que estaba presente entre los Sahaba.

Esa cualidad es al wafá, ‘cumplir con aquello que te has comprometido o que has prometido, y no solo eso, sino que incluye también el reconocer al que te ha hecho un bien, devolver el bien que se te ha dado, tener presente y saber cuidar a los que están a tu alrededor’. Todo esto es parte de al wafá; y uno de los signos del gran valor que posee esta cualidad es que Allah, subhanahu wa ta’ala, se la ha asignado a Sí mismo cuando dice en Su Libro: “¿Y quién cumple su pacto mejor que Allah? Así pues, regocijaos por el pacto con el que os habéis comprometido. Este es el gran triunfo”.

El bien más grande que debemos reconocer y devolver, el regalo más grande por el que debemos estar agradecidos, es el regalo del Islam. Este es el bien que el siervo ha recibido de Su Señor. Este es el primer grado del wafá. Esta es nuestra primera responsabilidad, nuestro primer compromiso, nuestro primer pacto, y se cumple haciendo aquello que Allah ha ordenado, adorándole solo a Él, sin asociado; alejándose de lo que Allah ha prohibido. ¿Cómo puedes pretender cumplir tu pacto con Allah si luego no respetas los límites que Allah ha establecido?

El siguiente grado es al wafá con el Mensajero Muhámmad, sallallahu alaihi wa sallam; y se alcanza siguiendo su sunna, aferrándose a su camino, imitándole en su carácter y comportamiento con los cercanos y los lejanos, con los amigos y los enemigos; obedeciéndole en aquello que ordenó y alejándose de aquello que prohibió, y, sobre todo, amándole, amándole por encima de todo y de todos, amándole por encima de ti mismo. Ahora bien, ¿cómo puedes pretender seguir la sunna del Mensajero de Allah si no muestras interés por ella?, ¿cómo puedes alcanzar el amor por el Mensajero de Allah si no sabes quién era ni cómo se comportaba con los demás?

Ciertamente hay gente que piensa que con cumplir estos dos grados del wafá es suficiente, que lo único que se tiene en cuenta es la relación con Allah y con Su Mensajero; dicho con otras palabras, que lo importante es que yo haga mis cinco salats, y luego no importa cómo me porte con los demás; que yo hago mi ‘ibada, y no se tiene en cuenta mis mu’amalat; que yo soy bueno con Allah, y no importa cuál sea mi trato hacia la gente… El que entienda el Islam de esta manera ciertamente no ha comprendido nada, absolutamente nada de nuestro Din.

El Mensajero, sallallahu alaihi wa sallam, dijo: “Los signos del hipócrita son tres: cuando habla, miente; cuando promete, incumple, y cuando se le entrega una amana, la traiciona”. Nosotros no somos de los hipócritas, por eso somos de los que cumplimos cuando prometemos. Somos de los que cuando nos comprometemos a algo lo cumplimos. Muchos de nosotros hemos firmado un contrato, nos hemos comprometido a algo; ese contrato es nuestro contrato matrimonial. Este es un contrato que ha de respetarse. El hombre se ha comprometido a cumplir ciertas obligaciones y la mujer se ha comprometido a cumplir ciertas obligaciones; ambas partes deben llevarlas a la práctica, ambas partes deben cumplir con ellas, ambas partes deben respetar ese contrato, ya que esto es parte del Din, esto es parte del wafá en nuestros contratos matrimoniales.

También el hijo tiene un pacto con sus padres. Hay un pacto establecido entre los padres y los hijos. Tus padres han padecido y se han esforzado por ti, han gastado en ti, se han preocupado de darte lo mejor que han podido, te han educado, te han alimentado, te han protegido; ahora te corresponde a ti ser agradecido y tener un buen trato hacia ellos, no menospreciarles ni darles la espalda. Reconoce lo que han hecho por ti y esfuérzate, tú, ahora en tener un noble trato hacia ellos.

Al wafa con tus hijos es también parte de nuestro Din; preocupándote por ellos, buscando una buena madre para ellos, transmitiéndoles el Din correcto, esforzándote en darles la mejor educación posible luchando contra quien tengas luchar, teniendo paciencia, dándoles protección y cuidado hasta que ellos puedan mantenerse y valerse por sí mismos. Todo esto forma parte de nuestro Din. El salat, el ayuno… no van separados de esto que estamos hablando; va todo unido; no es suficiente con tener wafá con Allah y Su Mensajero, también debe estar presente en todas y cada una de nuestras relaciones, solo así conseguiremos el éxito y el triunfo en esta vida y en la próxima. Y a Allah le pedimos que nos haga ser de ellos.

***********

Siervos de Allah, ciertamente la cualidad de la que hoy estamos hablando, al wafá, el cumplir con aquello que te has comprometido, es algo totalmente necesario en nuestras vidas. ¿Cómo podemos pretender ser gente digna de confianza, cómo podemos pretender que otros confíen en nosotros, si no cumplimos aquello con lo que nos hemos comprometido? Y este compromiso que hemos adquirido, que como ya hemos dicho abarca todos los niveles, lo es en tu relación con Allah, con Su Mensajero, con tu familia, con tus compañeros, contigo mismo; lo es también en tu relación con la gente de autoridad; lo es también en tu relación con un madhab. Debes seguir a una autoridad y debes seguir un madhab, eso es parte de nuestro compromiso, eso es parte del wafá que es parte del Din del Islam.

¿Quiénes son los que no cumplen con sus pactos? ¿Quiénes incumplen y rompen la confianza que se ha puesto en ellos? ¿Quiénes son los que no cumplen con aquello con lo que se han comprometido? Son los hipócritas, los que estarán en el grado más bajo del infierno, los traidores, aquellos sobre los que dijo el Mensajero de Allah, sallallahu alaihi wa sallam: “Cuando Allah reúna a los primeros y los últimos en el Día del Levantamiento, se destacará a los que han incumplido sus pactos con una bandera y se dirá: Esta fue la traición de fulano, hijo de fulano” (Rawahu Muslim ‘An Ibn Umar).

Los que traicionan, los que no cumplen con aquello con lo que se han comprometido, los que incumplen sus pactos, los que no son capaces de mantener su palabra, son los peores, son los seres más bajos y despreciables ante Allah; no tienen ningún tipo de Taqwa, actúan únicamente movidos por sus propios apetitos y pasiones; nada más les importa, solo el propio beneficio, solo ellos mismos, aunque vayan en contra de lo establecido por Allah… Nada bueno se puede esperar de este tipo de gente; no confíes en ellos, porque para ellos la confianza y la palabra no tiene ningún valor; por eso Allah los describe diciendo: “Verdaderamente las peores criaturas ante Allah son los que niegan y no creen. Ésos con los que pactan y luego, a la menor ocasión, rompen el pacto y no sienten temor (de Allah)” (Anfal, 56).

Tened temor de Allah, siervos Suyos; cumplid con aquello a lo que os habéis comprometido, respetad los contratos, los pactos y vuestra palabra; respetad el pacto que habéis establecido con Allah, el que habéis establecido con Su Mensajero, sallallahu alaihi wa sallam; cumple todos los contratos adquiridos en tus relaciones humanas, con tu mujer, con tu marido, con tus padres, con tus hijos, con la gente de autoridad, con vuestros compañeros e incluso con vuestros enemigos. Cumplid con todo ello, y Allah cumplirá Su promesa y os hará entrar por la puerta del Jardín que deseéis.

Te pedimos, oh Allah, que nos hagas ser de los que escuchan la palabra y siguen lo mejor de ella.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies