• Home
  • Blog
  • Recuerdo en la Noche del Decreto
recuerdo
InBlog

Recuerdo en la Noche del Decreto

Esta noche la gran mayoría de musulmanes del oriente y occidente de la tierra conmemorarán la noche del Decreto, la noche del Poder, la lailatul qadr. A pesar de que sea uno de los asuntos que están abiertos en nuestro Din, es decir, que no están fijados con claridad cuándo es, en muchos casos se da por sentado que es la noche 27 del mes de Ramadán y es en esta noche cuando se conmemora aunque eso no quiere decir, ni mucho menos, que podamos afirmar que la noche del Laitatul Qadr sea la noche 27 de Ramadán.

Son tantas las publicaciones que hay circulando por las redes en estos días sobre este asunto, sobre qué decir y qué hacer, están hablando los imames en las mezquitas, en las clases, etc., así que no creo que sea necesario que escriba sobre ello, a pesar del enorme bien, el favor y la recompensa que encierra la noche del Decreto, la noche en la que fue revelado el Corán.

De lo que me gustaría hablar es de otro asunto que está muy conectado con esta noche y con el mes de Ramadán en particular, un mes cuya compañía estamos a punto de abandonar. En este mes hemos “conectado” con Allah, nos hemos acercado a Él, hemos dejado nuestra comida y nuestra bebida por Él, hemos pasado hambre, sed y falta de sueño por Él, hemos cambiado parte de nuestra rutina por Él; y todo esto tiene una enorme recompensa.

Un maestro mío decía: “En Ramadán abrimos los ojos al recuerdo de Allah”. Esta frase ha dejado una huella muy importante en mi, pero me llevó mucho tiempo descifrar qué significaba ese “abrimos los ojos”; y así fue hasta que leí la aleya del Corán en la que Allah dice: Y al que está ciego para el recuerdo del Misericordioso le asignamos un demonio que se convierte en su compañero inseparable. Y éstos les apartan del camino mientras ellos se creen guiados” (43, 36).

Esta aleya tiene diversos significados, pero todos giran en torno a un mismo punto, que no es otro que el tener presente a Allah, subhanahu wa ta’ala, en todas nuestras acciones, en todos nuestros pensamientos, en todos nuestros proyectos, en todo aquello que emprendemos.

El recuerdo del Misericordioso es el recuerdo de Allah, recordar a Allah con nuestras lenguas, con nuestros corazones y con nuestros miembros, ya que si Allah no está en nuestra lengua estará otro, si los miembros de nuestros cuerpos no buscan complacer a Allah, querrán complacer a otro que no es Él y, por encima de todo, si en nuestro corazón no está presente el recuerdo de Allah, si no está presente Allah, entonces será otro el que estará, pues Allah no ha creado al hombre con dos corazones.

Y en esta aleya Allah lo dice con mucha claridad: si te olvidas de Allah, si te olvidas del recuerdo de Allah, si no lo tienes presente en tu lengua y en tu corazón, entonces, al haberte olvidado de Él que quiere que lo recuerdes, te asignará un demonio, un Shaytán que se convertirá en tu compañero inseparable.

¿Sabes qué es lo que hace contigo este compañero inseparable? Te aparta del camino, te aleja de Allah cada vez más, te lleva al camino del extravío, tanto en tus acciones como en tus creencias; pero lo hace de una forma muy sutil, de una forma en la que no te das cuenta porque la manera que tiene de alejarte de Allah es haciéndote creer que estás bien guiado, haciéndote ver que estás en el camino del éxito.

Y este camino del “éxito” es muy sutil también, y en este mundo se manifiesta de varias maneras; pero una de las maneras en las que se manifiesta es en la complacencia de la gente. Es decir, que ese Shaytán te llama a hacer las cosas para complacer a la gente, para complacer a los demás, y te susurra que si la gente está contenta contigo, si está satisfecha con tus acciones, entonces estás en el camino del éxito.

Puede ser, es posible que así sea; pero antes de auto-convencerte de que estás en el camino del éxito, pregúntate si estás en el camino de complacer a Allah, pregúntate si lo que haces complace a Allah, pero nunca caigas en olvidarte de Allah por complacer a la gente, olvidarte de Su Din y olvidarte de Su Mensajero.

Y es que otro significado de la aleya que hemos mencionado, y este significado es el que menciona Ibn ‘Atiyya en su tafsir, es que estar “ciego para el recuerdo del Misericordioso” significa obviar lo que Allah ha ordenado, significa mirar para otro lado cuando se trata de cumplir con algo de la shari’at, significa apartar la mirada ante aquello que el Misericordioso ha recordado a sus siervos, significa olvidar el fiqh del Din del Islam, significa olvidar el Recuerdo… y el Recuerdo es el Corán.

Y entonces, a éste que se olvida de Allah, a éste que se olvida de los límites de Allah, a éste que desprestigia el fiqh, a éste que devalúa el Libro de Allah, le acompaña ese demonio que le embellece sus acciones, que le hace creer que está en el camino del éxito, que le hace ver que la gente está satisfecha con él. Pero éste, en verdad y según Ibn ‘Atiyya, es el camino del fracaso al que le conduce el Shaytán.

El camino del éxito es el camino que empieza por abrir los ojos al recuerdo de Allah, por abrir los ojos al Corán, por abrir los ojos al conocimiento, por abrir los ojos a la sinceridad en nuestra relación con Allah; esto es algo que llevamos haciendo a lo largo de este mes, esto es algo que esta noche alcanzará su máxima expresión en la mayoría de los casos. Pero es algo, hermanos míos, que debemos mantener a lo largo de nuestras vidas, pues es lo que conducirá nuestros pasos si abrimos nuestros ojos al recuerdo de Allah, con todo lo que el recuerdo implica y que hemos mencionado; gracias a ello estaremos en la senda del éxito, pero si cerramos nuestros ojos al recuerdo de Allah, estaremos en el camino del extravío.

Recordadlo, el camino del éxito es el camino del recuerdo. Y te pedimos, oh Allah, que nos hagas ser de la gente del recuerdo.

One Comment

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies